lunes, 12 de enero de 2015

Sacacomedón.

El sacacomedón es generalmente de  acero inoxidable y tiene dos cabezales diferentes, de mayor y menor tamaño para adecuarlo a la zona a tratar. Vienen  unos que son como espatulitas pequeñas y otros que tienen una lanceta en un extremo y una punta fina en el otro para rompero los comedones cerrados y poder retirarlos.

Cómo usar el sacacomedón

  • Lava bien tus manos y haz la higiene con exfoliación sobre la piel a tratar.
  • Coloca un queratolítico sobre los comedones de la persona y deja actuar, mientras tanto desinfecta el sacacomedones con alcohol y seguidamente aplica una loción bactericida sobre la piel.
  • Coloca el extremo del sacacomedón en la apertura del punto negro. Puedes usar el tipo lanceta con el de espátula, según te sea más cómodo.
  • Presiona suavemente la piel para no romper el tejido, retira el punto negro con una gasa embebida en loción bactericida.
  • Vuelve a desinfectar el sacacomedones con alcohol y sigue sacando los puntos negros que veas.
  • Aplica la loción bactericida sobre la piel y posteriormente una máscara descongestiva para calmar la inflamación que sucede cuando se hacen extracciones.
  • El sacacomedón es una alternativa a usar en las extracciones, en caso de que no te sea cómodo o haya comedones que no puedes retirar con esta herramienta, usa las manos pero cubriendo tus dedos con un papel tisú o una gasa para que las uñas no entren en contacto con la piel.