jueves, 26 de junio de 2014

Ultrasonido

Los utilizamos para:

Tonificación de la piel.

Acné.

Queloides, Dupuytren, etc.

Celulitis. Los ultrasonidos constituyen una nueva vía posible en el tratamiento localizado de la celulitis, que han venido experimentándose con resultados altamente satisfactorios.

Edemas y transtornos circulatorios localizados.

Varices.

Contractura capsular en la mama post-implante de prótesis.

Lipoescultura.

Cicatrices recientes.

Tendinitis y bursitis.

Ciática, lumbalgia, fibrosis, contracturas, etc.



Están contraindicados en:

Zonas isquémicas.

Trastornos de la sensibilidad.

Inflamaciones agudas.

Tumores.

Abdomen en embarazo.

Globos oculares, cerca de los oídos y cerebro.