martes, 6 de mayo de 2014

Cuidado de la piel

Lavarse la cara con agua fría, ayuda a que los músculos del rostro se mantengan firmes y evita la flacidez. Aunque en un principio la piel adquiere un tono un tanto pálido a los pocos minutos toma un color rosado por el incremento de la circulación