lunes, 14 de julio de 2014

Exfoliación de espalda.

Si eres de las que tiene la piel de la espalda grasa y te salen esos antiestéticos granitos que te impiden dejarla al descubierto, tu solución está en los exfoliantes. Utiliza una crema exfoliante más o menos cada veinte días. Aplícala con un cepillo, realizando movimientos circulares. De esta forma arrastrarás las pieles muertas y tu piel quedará limpia. Evita al máximo el roce con ropa sintética y con el propio cabello. Una vez a la semana puedes aplicar una mascarilla purificante de arcilla, algas o barro.